9 consejos para procurar hacer cosas poco prácticas

Eficiencia. Eficacia. Eficacia y Eficiencia. Dos hermanas gemelas de nuestro tiempo que se afanan en cumplir objetivos y estar alerta ante la más mínima sospecha de gasto de tiempo.

Prisas. La tía Prisas no da tregua.

Menuda familia.

Los 9 consejos para hacer cosas poco prácticas se deben tomar muy en serio y están dirigidos a todas aquellas personas que sacan el máximo provecho de su tiempo, pero que de vez en cuando pueden caer en frases como: Qué rápido pasan las vacaciones ó A ver si nos toca la lotería.

1 Paseos sin rumbo. Pasear sin rumbo es un juego. Y es imprescindible jugar para transitar en esta vida. Las calles se despliegan como una baraja de naipes. Los pensamientos fluyen, las ideas vuelan, los semáforos se ruborizan. El caprichoso movimiento mecánico del andar es el libre albedrío del pensar.

2 Reanimación cardioliteraria. La reanimación cardioliteraria se practica aplicando los siguientes pasos: coge el arrinconado libro de tu estante, límpiale el polvo y las capas de olvido, ábrelo, huele sus páginas, acaricia su lomo. ¿Vuelve a latir?

3 Tesoros urbanos. ¿Vives en una ciudad? Delante de tus fosas nasales hay tesoros urbanos: edificios inesperados, farolas elegantes, adoquines rebeldes, apariciones reales, murales de arte contemporáneo, nidos de pájaros, tríadas mágicas  y barandillas de balcones. Si tienes tiempo, observa si en alguno de los balcones alguien está asomado/a. Seguramente esa persona lleve un rato mirándote.

4 Saludos protocularios. Entrar en un lugar hostil (un banco) y saludar con buen humor es un choque gravitatorio necesario. Algunas personas incluso se asustarán. No te dejes abrumar ante esa posibilidad.

5 Géneros cisterna. Los textos escritos en las puertas de los lavabos contienen riqueza léxica, historias recién escritas; capítulos cerrados y otros por abrir. La puerta del lavabo sería una especie de portada de libro; un libro que no has necesitado comprar.

6 Geolocalizadores humanos. Los geolocalizadores humanos son aquellos sujetos que localizamos por la calle y a quienes preguntamos por una dirección, avenida o paseo concreto cuando nuestra orientación nos ha abandonado y se ha ido con otro. Pregunta por direcciones a la gente de la calle. ¡Qué poco práctico!

7 Los bolsillos son un falso diminutivo

Prueba algo sencillo:

rebusca dentro de tu bolsillo

De estación en estación,

te llevarás un sorpresón

Puede ser un simple botón,

o una vieja entrada de teatro.

Eso te dará una idea:

llamar de nuevo al colega

y compartir otra vez juntos

cerveza, cine o lo que sea.

8 No sin mi tinta. Los bolígrafos son el plasma de nuestras ideas. Siempre hay alguien que te pide un bolígrafo. Dona tinta.

9 Adopta una radio, ponle nombre y anuncia a todo el mundo la celebrada adopción, sobre todo a aquellos cuya respuesta seas perfectamente capaz de anticipar: “¿Una radio?, ¿¡para qué!? ¿No sabías que se puede escuchar la radio por Internet?” Eso es muy poco práctico. Mi respuesta sería prácticamente un:

“Claro que sí, imbécil, pero estoy aplicando el consejo número 9 del manual de autoayuda para hacer cosas poco prácticas”.

 

Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s