Necesitamos escritores que recuerden lo que es la libertad

La autora americana Ursula K. Le Guin (Berkeley, 21 octubre 1929) no necesita demasiadas presentaciones. El 19 de noviembre de 2014 se celebraron los premios americanos National Book Awards, en los que la escritora de Leyendas de Terramar (1968-2001) o La mano izquierda de la oscuridad (1969) fue reconocida con la Medalla a la Distinguida Contribución a las Letras Americanas.

La brillante escritora de fantasía ofreció un discurso inyectado de crítica en torno al oficio de escritor y a la noción de escritura. Un discurso digno de ser recuperado y traducido (Adviértase que, en referencia a Neil, la escritora está interpelando a Neil Gaiman, quien fue el encargado de presentarla).

Gracias Neil, y a los que me han condecorado con este bonito premio, gracias con todo mi corazón. Mi familia, mi agente y editores saben que ellos también son responsables de que yo esté aquí hoy, y este bonito premio también les corresponde a ellos. Y me siento doblemente contenta por aceptarlo y compartirlo con todos los escritores que han quedado excluidos de la literatura durante tanto tiempo; mis compañeros autores de fantasía y ficción -escritores del imaginario, quienes durante 50 años han visto cómo los bonitos premios iban dirigidos a los -se supone- ‘escritores realistas’.

 Creo que vivimos un momento duro en el que buscamos la voz de escritores que puedan aportar alternativas en nuestra manera de vivir, que puedan mirar más allá de una sociedad constreñida por el miedo y por las obsesivas tecnologías enfocadas hacia otras maneras de ser y que puedan incluso imaginar un terreno sólido para la esperanza. Necesitamos escritores que recuerden lo que es la libertad. Poetas, visionarios -los realistas de una realidad más amplia.

En estos momentos, creo que necesitamos escritores que conozcan la diferencia entre producción acomodada al mercado y práctica del arte. Desarrollar material escrito para satisfacer estrategias de venta con el fin de maximizar el beneficio empresarial y el margen publicitario no es lo mismo que autoría responsable o publicación responsable. (Gracias a los valientes que aplauden). Y aún y así veo departamentos de ventas que ganan control sobre las editoriales; veo a mis propios editores inmersos en un estúpido pánico de ignorancia y avaricia, cargando tasas por los ebooks a las bibliotecas públicas seis o siete veces por encima de lo que cargan al consumidor. Acabamos de ver cómo un especulador intenta castigar a un editor por desobediencia y a los escritores amenazados por una fetua corporativa y veo a muchos como nosotros, los productores de libros, los hacedores de libros, aceptando todo esto. Estamos permitiendo que los usureros de la comodidad nos vendan como desodorante y nos digan lo que tenemos que publicar y escribir (bueno, a ti también te quiero, cariño).

Los libros -ya lo sabéis- no son un objeto de comodidad. El concepto de beneficio se halla en conflicto con el propósito de arte. Vivimos en el capitalismo. Su poder no tiene límites. Como así pasaba con el derecho divino de los reyes. Cualquier poder humano es susceptible de poder limitarse y cambiarse por humanos. La resistencia y el cambio devienen en arte, y, más concretamente en nuestro arte -el arte de las palabras.

He cultivado una larga carrera, una buena carrera. En buena compañía. Ahora, aquí, al final de mi carrera, no quiero ver cómo la literatura americana hace aguas. Los que vivimos de lo que escribimos y publicamos queremos -y deberíamos exigir- una repartición equitativa de nuestras ganancias. Pero el nombre de nuestro bonito premio no es beneficio. Su nombre es libertad.

Gracias.

• Discurso en inglés http://parkerhiggins.net/2014/11/will-need-writers-can-remember-freedom-ursula-k-le-guin-national-book-awards/

•Vídeo discurso https://www.youtube.com/watch?v=Et9Nf-rsALk

 

Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s