Archivo de la categoría: El Poemario (un remedio de la abuela)

El Poemario, lo quiera o no lo quiera, es el mejor remedio. Es el remedio de la abuela.

Cantar de la artemisa Paradoja

Los derechos están del revés; lo popular no es del pueblo; la seguridad es insegura; el vacío se colma; la responsabilidad es irresponsable; la protección no protege; la política no es de la polis; la democracia es antidemocrática; el diálogo … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado | Deja un comentario

Útero (onírica estación)

No a la voz cantante que encima canta mal, No al peligroso ignorante que cree poseer la verdad No al que no tiene tiempo de mirar de verdad No al que escupe palabras de otro, como una verde cotorra acabada … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El último poema

Desde el último poema que te escribí, todos los demás poemas me parecen un timo, un desatino, un crucigrama gélido e hilarante, un banquete de estulticias. Desde la última caricia, me parece el mundo un lugar resfriado, raquítico y ruidoso, un … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Pobres sufrientes adictos

Pobres sufrientes adictos; debemos ayudarles por el bien común y sacrificarnos por su bienestar. La adicción arrasa nuestra sociedad y la hace más humana y propensa a errar. Pobres pudientes adictos, que persiguen su consumo porque no conocen otra cosa, … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Instintos

Instinto íntimo, intuición imbécil. Lo intento…. Infamia histórica de inquisitivos gestos no lo bastante expertos. Sigo la receta infecta. Pero no consigo contagiarme de la sonrisa social suntuosa quizá no soy así, quizá soy otra cosa.

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El médico

El médico me medicó con demasía, fingiendo metódico mimetismo homérico, el muy manufacturero de lo humano. Pues ahora yo soy quien me medico, siguiendo mi método de meritoria moratoria autoresponsable. Y no meteré más la mano en la miserable marmita … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , | 1 Comentario

Reciclaje de recuerdos

Todos los pensamientos que tuviste antes de morir se guardaron en una caja que abro antes de dormir. Y sobre ellos fantasmeo, pensando en lo que habrás pensado, “Qué dirá la gente, semejante accidente”. Y así me entretengo mientras te … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La última caricia de Candelas

La última caricia vuela como un zepelín hacia la eternidad del olvido. Y parece que nunca te la hubiese hecho. Pero mi tacto me dice que sí, que lo hice: estaba a los pies de tu cama y tu olor … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Las Divisas

Las Divisas nos dividen. Y la Bolsa de vómito del avión es cada vez más pequeña, y no deja brecha a la anunciación de un nuevo día que no esté lacrado con fecha de caducidad y recargo de portes. Para … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Peligro: el paro (o algo peor…)

El paro es muy malo, el paro …. -también llamado desempleo…- es malísimo. Lo peor del paro, lo peor de verdad, es la desocupación. Cuando estás desocupado, te ocupas de otras cosas. Cuando estás desocupado, otras cosas te ocupan. La … Seguir leyendo

Publicado en El Poemario (un remedio de la abuela) | Etiquetado , , | 1 Comentario