Familia de gusanos

      C-comprador
                                                                                                                                                                                                                         V-vendedor

C- Hola buenos días, vengo a cambiar estos gusanos de seda. ¡Compré una familia entera! Y no ha sobrevivido ni uno.

V- Vamos a ver, vamos a ver. Explíqueme.

C- No le explico, le exijo: quiero una familia nueva.

V- Uf, eso es mucho pedir… trasciende a las ambiciones de esta humilde tienda de animales.

C-Oiga le estoy pidiendo lo justo. Lo que me corresponde. Lo que he…

V-¿Pagado?

C-Exacto.

V- Bien, vamos a ver… ¿Les ha dado usted de comer?

C- Claro. Usted que se piensa. Hojas de morera, como usted mismo indicó. Fuimos expresamente yo y mi hija a buscarlas a un árbol del parque, buscamos información por internet y todo… mi hija, que tengo muy buena relación con ella, se ha llevado un disgust___

V- ¿La ha mantenido fresca?

C-¿La relación?

V-¡No! La hoja de morera…

C- Psí… La metí en la nevera…

V- ¡He dicho ‘fresca’, no ‘fría’!

C- Bueno qué más da. Eso no lo aprecian los gusanos….

V- La sutilidad es más importante de lo que usted se piensa ¿Y cómo murieron?

C- ¿Cómo que cómo murieron? Pues no sé: uno detrás de otro.

V- ¡Cómo! ¡Cómo! En qué postura, señor mío.

C- Como gusanos, ¡yo que sé!

V- Ya, pero boca arriba, boca abajo….

C- Retorcidos, diría yo….

V- Han sufrido.

C-Pero qué dice usted.

V- Yo no vendo gusanos a un cliente para que los haga sufrir.

C-Usted ahora mismo me está haciendo sufrir a mí….

V-No, no no… usted no lo entiende. Es una causa de muerte muy recurrente, aunque suene a chiste. Los que no entienden del tema se sorprenden de un final tan anunciado, cuando precisamente lo tenían delante de las narices. Pero no se preocupe: yo tengo la solución.

C-¿¿Ah, sí??

V- Lo que oye. Qué suerte ha tenido usted: precisamente, y por estar hablando conmigo ahora, le adelanto en exclusiva una ventaja única de la que se puede beneficiar sólo por ser cliente nuestro… La semana que viene, en nuestra ciudad, tendrá lugar una feria única en la que esta tienda participa como invitado especial. Estoy hablando ni más ni menos que de la Feria Internacional del Gusano de Seda. Sólo por ser cliente nuestro, tiene derecho a una entrada gratuita y a disfrutar de ventajas exclusivas, como la inscripción en el concurso de cría y conservación del gusano de seda, con posibilidad de optar a un cuantioso premio. Los que críen a la mejor familia, de la cual salgan las mariposas más bellas, gráciles y voluptuosas, recibirán un cheque con tres dígitos.

C-Mmm. ¿Y cuáles son los requisitos?

V-No tener antecedentes. Lo siento….

C-¡Es usted un gusano!

V-¿Siguiente?

Esta entrada fue publicada en Diálogos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s