El enfado

La niña invisible está enfadada. Ella pensaba que la trama significaba goce, despiporre, diván de lo prohibido, libertad total, rodar carretera abajo sin frenos, parque después del cole, ludoteca sin muros, pasarlo teta.

trama- del latín trama. Conjunto de hilos de la urdimbre que forman un tejido, que es el tejido de los textos 

 

Ahora se da cuenta de que no. De que la trama es esta mierda . Y esta. Y esta 

-¡Nunca, nunca más nombraré la palabra! -se enfada más aún.

niña invisible

la niña invisible. Ilustración de Tove Jansson 

Ella pensaba que el argumento de su vida era más fácil, pero entonces alguien le dijo:

-Bienvenida a la polisemia, niña.

Se está volviendo loca. Mira a su alrededor y no da crédito. Necesita, necesita descansar de la ambigüedad  de la humanidad y decidir, de una vez por todas, a qué mundo pertenece. Y decidir, de paso, si le conviene aparecer o seguir oculta.

Y entonces decide que se seguirá llamando “niña invisible” y que censurará por un tiempo la palabra “trama” en sus labios. Pero no cree que le dure mucho.

Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s