El médico

El médico

me medicó

con demasía,

fingiendo metódico mimetismo homérico,

el muy manufacturero de lo humano.

Pues ahora yo soy

quien me medico,

siguiendo mi método

de meritoria moratoria

autoresponsable.

Y no meteré más la mano

en la miserable marmita

de un maníaco médico.

Esta entrada fue publicada en El Poemario (un remedio de la abuela) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El médico

  1. llumdemar dijo:

    Leerte es la mejor medicina! Brillante 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s