Las Divisas

Las Divisas nos dividen.

Y la Bolsa de vómito del avión

es cada vez

más pequeña,

y no deja brecha

a la anunciación

de un nuevo día

que no esté lacrado

con fecha de caducidad y recargo de portes.

Para eso sirven las divisas:

para reportar

dividir

y recortar.

Entendamos el concepto.

Enseñemos a nuestros niños

a quién saludar,

y a quien ignorar.

Bajemos la cabeza ante la miseria

encorbatada

que no da nada,

sólo da patadas

en el vientre

de la sociedad soledad

cuya etimología algún día

descubriremos

que es la misma.

Esta entrada fue publicada en El Poemario (un remedio de la abuela) y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las Divisas

  1. Marga dijo:

    Me encanta! Sin palabras 🙂

  2. Pingback: Pobres sufrientes adictos | textosensolfa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s